HelioterapiaDesde que salimos despedidos del pluro absoluto solar, llevamos en nuestros ultra genes, en nuestra genética los registros solares, y esto no lo hace recordar nuestro astro sol, cuando en el amanecer asoma sus primeros rayos. Diariamente estamos en contacto con él, llenando de gran vitalidad nuestro organismo.

El sol es la estrella de la cual depende todo el Sistema Solar, y por lo tanto nuestro planeta, sin embargo, tiene un diámetro de 1.392,000 km. Y su volumen es un millón de veces el de la tierra. Su masa es mayor que la de todos los planetas juntos y es unas 333,000 veces la de nuestro planeta. El sol es una de las menores estrellas de la vía láctea, y su distancia a la tierra es relativamente corta comparada con las distancias interestelares. Un rayo de su luz tarda solamente 8 minutos en llegar a nosotros, mientras que este rayo emplearía cuatro años y medio en llegar a la estrella más cercana.

Los griegos fueron los primeros en emplear los baños de sol de forma metódica , ya que aunque los antiguos germanos subían sus enfermos a alturas donde diera más el sol, y los egipcios lo tomaban en las terrazas de sus casas.

La luz del sol es una fuente de vida tanto para los hombres como para las plantas y animales; los rayos ultravioletas tienen una acción estimulante, bactericida, oxidante, analgésica y modificadora de las funciones orgánicas. Es una fuente preciosa de restauración para los enfermos, y de energía para los sanos.

Hipócrates el padre de la medicina científica, escribió un tratado sobre la acción del sol, del aire y de los lugares sobre el organismo, obra que se puede considerar como el embrión de la helioterapia.

Sin el sol no existiría la vida en nuestro planeta, aquí en esta esfera tenemos la oportunidad de sentir su calor, su energía, llenándonos de salud. Así como una planta palidece si se le deja a la sombra, lo mismo sucede con las personas que viven encerradas en oficinas y en sitios encerrados donde no llega la luz solar; nuestro astro superior nos da vida y alegría. Para las personas que mantienen frente a un ordenador recibiendo las ondas electromagnéticas, es saludable recibir los baños solares.

Los enfermos se sienten aliviados cuando los rayos del sol matutino les saludan en la cama. Todo parece más bello, más alegre y el alma se eleva a Dios en acción de gracias por los primeros fulgores. Unas de las formas de recibir los rayos solares en tener una casa con ventanales grandes por donde entre la luz y el aire.

BENEFICIOS DE LA HELIOTERAPIA:

  • Formación de vitaminas: gracias a la acción química de los rayos ultravioletas, los precursores de Vitamina D se transforman en la piel en vitaminas D2 y D3, que es absorbida por el organismo y contribuye a la asimilación del calcio y el fosforo por parte del tejido óseo, y favorece la acción de la Vitamina C.
  • Los efectos de la luz sobre la retina llega al cerebro por medio de impulsos nerviosos que actúan favorablemente sobre la hipófisis, de este modo favorece la formación de hormonas, en especial las sexuales.
  • Cuando se recibe baños de sol hay aumento de glóbulos rojos en el torrente circulatorio, facilitando el transporte de oxigeno a todos los órganos del cuerpo.
  • Se refuerza el poder bactericida de la sangre con el incremento de glóbulos blancos, aumentando las defensas en el organismo, frente a toxinas y microbios portadores de enfermedades.
  • Se produce una dilatación en los vasos sanguíneos que permite que el corazón labore con menos esfuerzo, además de descongestionar los órganos internos.
  • Actúa positivamente en el metabolismo de los glúcidos, con la disminución de concentración del azúcar disuelto en la sangre. Los diabéticos no deben olvidar por tanto, que los baños de sol son una fiel ayuda contra esa enfermedad.
  • Los baños solares son también un gran alivio para el estado psíquico de la persona. Los rayos infrarrojos son sedantes y reducen los estados de tensión y excitabilidad. La exposición reiterada a la luz solar lleva consigo un aumento de la capacidad mental. Se adquiere claridad, mayor precisión y mayor concentración en cualquier oficio.
  • Sirve para cura de la tuberculosis debido a los efectos de los rayos violetas y ultravioletas, que destruye los microbios patógenos. Bajo control médico.
  • Cura el raquitismo a través de la vitamina D activada por los rayos del sol y luz ultravioletas.

PASOS PARA RECIBIR BAÑOS DE SOL

  • Mantener la cabeza y el cuello a la sombra, sea con paño, sombrilla, o sombrero, etc. Para evitar insolaciones en esta área donde la piel es mas delicada.
  • Se comienza con unos pocos minutos el primer día, luego va aumentando el tiempo de exposición al sol.
  • Las mejores horas para aprovechar los rayos solares son las matutinas, de siete a diez.
  • Se comienza acostado de espaldas unos 2 minutos, luego se expone la espalda por el mismo periodo, los mismo se hace con lado derecho y el izquierdo.
  • Al terminar un baño de sol hay que darse siempre una ducha de agua fría, esto activa la circulación de la sangre y el baño de sol tiene mayor efecto sobre el organismo.
  • El modo más conveniente de tomar un baño de sol es desnudo, o con un simple bañador, excepto en el caso en que se busque un efecto sudorífico.
  • La mejor parte para recibir los baños de sol es en la alta montaña o cerca del mar. Las llanuras no es conveniente debido a que el aire se hace brumoso, húmedo e impuro.
  • La cura solar en la playa es muy beneficiosa, ya que el aire del mar contiene cierta cantidad de yodo, útil para combatir enfermedades como la obesidad, artritismo, arterioesclerosis, insuficiencia de la glándula tiroides.
  • Cualquier tratamiento helioterápico ha de ser progresivo, continuado y vigilado.
  • Si la persona esta delicada de salud, procurar no dejarla sola, porque puede dormirse y el tratamiento resultaría perjudicial.
  • La persona debe hidratarse antes de exponerse al sol.

TIPOS DE BAÑOS DE SOL

  1. Baño de sol general: Tiene poder vitalizador y reconstituyente.
  2. Baño de sol parcial: Para enfermos débiles y delicados.
  3. Baño de sol de riñones: Esta indicado en los dolores de la región renal y en lesiones de la columna vertebral. En la zona lumbar.
  4. Baños de sol de brazos: Problemas reumáticos, o huesos.
  5. Baños de sol de cara o cuello: Enfermedades e impurezas de piel.
  6. Baños de sol vientre, piernas, y región renal: En casos de congestiones cerebrales, tuberculosis pulmonares o enfermedades del corazón.
  7. El baño de sol de vientre: En caso de digestión débil, enfermedades crónicas del estómago.
  8. El baño de sol sudorífico: Provoca la eliminación de abundante sudor liberando así impurezas y residuos del cuerpo.

CUIDADOS:

Se debe tener cuidado en no prolongarse demasiado a el tiempo de exposición al sol, puede haber riesgos de insolación.

Las personas delicadas de salud, deben estar vigiladas y seguir las indicaciones médicas.