Los dos planetas más brillantes del Sistema Solar, Venus y Júpiter, brillarán juntos en el cielos durante las noches y los amaneceres de las primeras semanas del mes de julio, según ha informado la NASA. Para poder observar este evento,que está al alcance de todos, los expertos han señalado que sólo hay que mirar hacia el oriente.

El miércoles Venus se hizo visible por primera vez, al pasar por el centro exacto de un grupo extenso de estrellas que está ubicado a 153 años luz de la Tierra (el cúmulo de las Hyades). Así, en los próximos días, si se utilizan binoculares, se pueden ver junto al planeta docenas de estrellas esparcidas en el cielo. Además, al añadir la luz de Venus, la imagen parecerá la de una Supernova que se ha desprendido de su cúmulo, ha destacado la agencia espacial.
Por su parte, Júpiter hará su entrada el próximo 7 de julio y se alineará con Venus y con Aldebarán, el brillante ojo rojo de Tauro. Aldebarán es una gigante estrella roja de primera magnitud. Junto con Venus y Júpiter, formará una línea casi vertical perfecta en el cielo del amanecer.

En este sentido, los astrónomos han señalado que los tres cuerpos estarán tan bien situados y tan juntos que, aquel que los observe, puede taparlos sólo con la palma de su mano. El 9 de julio, Venus y Aldebarán convergirán para formar una vistosa pareja. Apenas algo más que un grado de arco separará a los dos cuerpos celestes, mientras Júpiter los mira desde arriba. Esta formación permanecerá en el cielo hasta el 15 de julio, cuando la Luna creciente se une al evento, formando de este modo un brillante triángulo celestial con Venus y Júpiter.